La OCDE rebaja sus previsiones de crecimiento mundial para 2018 y 2019

La OCDE rebaja sus previsiones de crecimiento mundial en 2018 y 2019 por las guerras comerciales

OCDE recorta expectativas a México y otros 11 países del G20

En su informe de perspectivas interinas, que revisa la previsiones semestrales lanzadas en mayo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico destacó que la nueva proyección, con un aumento del 3,7% para 2018 y 2019, es una y dos décimas inferior, respectivamente, de lo calculado hace menos de cuatro meses para este año y el próximo. Entre los motivos por los cuales el crecimiento puede ser algo menor está la escalada de tensiones comerciales que generaron que en el primer semestre del año la expansión del comercio global fuera de 3% mientras que en 2017 había alcanzado al 5%. En el reporte del organismo la mayor caída la registra la previsión de la economía argentina que pasó de un crecimiento estimado del 2%, hace cuatro meses, a una caída de un 1,9% para este año. Además de la caída de Argentina, la proyección fue rebajada para Turquía (3,2%, un retroceso de casi 2 puntos), Sudáfrica (0,9%, un punto menos que en mayo) yBrasil (1,2%, cuando en junio se proyectaba 2 por ciento).

La economía sufre las consecuencias de las crecientes restricciones comerciales entre Estados Unidos y China y se ve impactada por el efecto que causa en mercados emergentes la apreciación del dólar estadounidense y el aumento de las tasas de interés. "Las reformas han fortalecido el sistema bancario, pero los riesgos se han traspasado a las instituciones no bancarias, que están menos reguladas", ha añadido la OCDE.

En cuanto a la eurozona, la Ocde apuntó que su resilencia ha mejorado pero persiste la incertidumbre sobre los acuerdos entre Reino Unido y la Unión Europea tras el Brexit.

Sus recomendaciones generales instan a una normalización gradual de la política monetaria, a un ritmo adaptado al crecimiento y a la previsiones de inflación de los distintos países, y aconsejan una política fiscal centrada en el medio plazo.

Lo anterior se debe a que la confianza se ha debilitado a nivel global, el comercio y crecimiento de la inversión han sido más lentos de lo que se esperaba, acompañado del crecimiento salarial que se ha mantenido moderado en la mayoría de los países a pesar de que el desempleo en los países pertenecientes al también llamado "club de los países ricos", disminuyó.

Reconocen que la actividad mexicana estará sostenida en una renovación de confianza entre los consumidores, resultado de las elecciones de julio.

La zona euro, en la misma línea, crecerá un 2% en 2018, dos décimas menos que la primera estimación de mayo.

Latest News