Descubierto el animal más antiguo de la Tierra

Encontraron los restos del animal más antiguo de la Tierra

Descubrieron los restos de "Dickinsonia", el animal más antiguo de la Tierra

El estudiante de doctorado de ANU Ilya Bobrovskiy descubrió un fósil de 'Dickinsonia' tan bien conservado en un área remota cerca del Mar Blanco en el noroeste de Rusia, cuyo tejido aún contenía moléculas de colesterol, un tipo de grasa que es el sello distintivo de la vida animal.

Una extraña criatura llamada Dickinsonia, que medía cerca de 1,4 metros de longitud y tenía forma ovalada con segmentos en forma de costilla en su cuerpo, es el primer animal poblador de la Tierra del que se tiene registro.

"Con el análisis de las moléculas de la grasa del Dickinsonia se confirma que éste es el animal más antiguo del planeta, resolviendo así un misterio de décadas que ha sido como el Santo Grial de la paleontología", afirmó Brocks en su comunicado. Ese período fue unos 20 millones de años antes de la era que, según los científicos, marca el rápido surgimiento de los principales grupos de animales, conocida como Explosión del Cámbrico.

Efectivamente, los primeros fósiles de Dickinsonia fueron descubiertos hace más de siete décadas, pero los expertos no habían logrado explicar hasta ahora su naturaleza.

"Las moléculas de grasa fósil que hemos encontrado demuestran que los animales ya eran grandes y abundantes hace 558 millones de años, mucho antes de lo que se pensaba", añade.

Vivieron hace 500 millones de años, y eran ovalados y planos, con una especie de dorsal central.

Bobrovskiy explicó que su equipo ha desarrollado un nuevo enfoque para estudiar los fósiles del Dickinsonia, una criatura que puede tener la clave que enlace al mundo dominado por las bacterias y el de los grandes animales que emergieron hace 540 millones de años, durante la llamada "explosión del cámbrico".

Muchos de los fósiles conocidos se encontraban en Australia y habían estado expuestos a demasiados elementos durante muchos millones de años, pero los extraídos en Rusia estaba perfectamente conservados. "El problema que tuvimos fue encontrar fósiles de Dickinsonia que retuvieran algo de materia orgánica", relata.

La mayoría de las rocas que contienen estos fósiles, como las de Ediacara Hills en Australia, han soportado mucho calor, presión y erosión.

"Éstas eran las rocas que los paleontólogos estudiaron durante décadas, lo que explica por qué tenían problemas para definir la verdadera identidad de los Dickinsonia", recalcó el investigador ruso Ilya Bobrovskiy, coautor de la investigación.

Los paleontólogos normalmente estudian la estructura de los fósiles, pero Bobrovskiy extrajo las moléculas de la materia orgánica de los restos del Dickinsonia y las analizó, lo que permitió confirmar la identidad y antigüedad de este animal.

"Estos fósiles estaban ubicados en medio de los acantilados del Mar Blanco, que tienen entre 60 y 100 metros de altura. Tuve que colgarme del borde de un precipicio con cuerdas y excavar enormes bloques de piedra arenisca, arrojarlas, lavar las piedras y repetir el proceso hasta encontrar los fósiles que estaba buscando", complementó.

Para Brocks, el hecho de poder estudiar las moléculas de estos organismos antiguos es algo revolucionario. "Pero también de inmediato comprendí su importancia", asegura.

La investigación fue realizada en colaboración con la Academia Rusa de Ciencia, el Instituto Max Planck para Biogeoquímica y la Universidad de Bremen, en Alemania.

Latest News