Rusia culpa a Israel por derribo de avión por fuerzas sirias

Autorizados israelíes llevan un informe de 40 páginas a Moscú sobre el derribo del avión ruso

Rusia demanda explicación de Israel sobre derribo de avión ruso en Siria

El portavoz ruso acusó a los pilotos de combate de la Fuerza Aérea israelí de "falta de profesionalismo o, como mínimo, negligencia criminal". En un gesto poco habitual, Israel, inmediatamente después del incidente, lamentó la muerte de los soldados rusos y reconoció en un comunicado del Thsahal (Ejército), haber sido el autor de un ataque sobre instalaciones militares sirias desde las que, según el texto, Irán iba a transferir a la milicia libanesa chií Hezbolá "sistemas para producir armas de precisión letales".

El militar egipcio atribuyó la tragedia del Il-20 a la insuficiente coordinación también con la parte siria "para que los aviones rusos no se conviertan en los blancos de los sistemas antiaéreos sirios".

A la vez, un alto militar israelí afirmó que la defensa antiaérea siria lanzó más de 20 misiles cuando los aviones del Estado judío ya estaban aterrizando en sus bases y aseguró que el IL-20 ruso, según datos de Tel Aviv, se encontraba lejos de la zona de la operación israelí. Igor Konashenkov mostró un vídeo para ilustrar dónde se encontraba cada avión cuando Israel avisó a Moscú del ataque y las maniobras que llevaron a cabo antes de que el Il-20 fuese derribado. El siniestro ocurrió durante un ataque de 4 cazas F-16 israelíes contra objetivos sirios en la provincia de Latakia.

Medios de comunicación rusos y extranjeros informaron que una delegación de la Fuerza de Defensa israelí, encabezada por el comandante de la Fuerza Aérea israelí, visitará hoy Moscú para ofrecer una explicación.

Más: Derribo del Il-20: ¿hay antecedentes de la 'torpeza' de las cazas israelíes?

Según el Ministerio de Defensa de Rusia, Israel no avisó a los militares rusos desplegados en Siria de la operación planeada en el área de Latakia, y solo puso a Rusia al tanto de ella un minuto antes del ataque, lo que no permitió que el avión Il-20 se trasladara a una zona segura. "Sin embargo, Rusia estuvo dispuesta a continuar la operación", continuó Konashenkov.

Un jarro de agua fría para el Gobierno del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que en todo momento trató de que el incidente no derivase en un enfrentamiento con el gobierno del presidente ruso, Vladimir Putin.

Asimismo reiteró que la culpa en lo ocurrido recae únicamente en Israel, que incurrió en una "clara violación del acuerdo ruso-israelí del 2015 sobre la prevención de incidentes en Siria".

Latest News