Fernando Haddad, sucesor de Lula, logra despegar en las encuestas

Jair Bolsonaro

ReutersEl candidato ha levantado la polémica por sus comentarios sobre las mujeres los negros y las minorías sexuales

El déficit de legitimidad alcanza a los candidatos que no pertenecen al Partido de los Trabajadores pero "valdría también para el propio Fernando Haddad si es electo debiéndole en buena parte su elección a la transferencia de votos de Lula Da Silva", según Puricelli.

Tras la tregua dada en el anterior debate, el primero sin la participación de Bolsonaro, algunos candidatos volvieron a lanzar críticas al capitán de la reserva, líder con 28% de los apoyos, según la última encuesta de la firma Datafolha.

El centroderechista Geraldo Alckmin es cuarto con 9 por ciento y la ecologista Marina Silva quinta con el 7 por ciento.

Otros presidenciables consideraron que es prematuro decir que el electorado esté alineando a la posibilidad de una contienda entre Bolsonaro y Haddad.

Además de los que votarían a Alckmin, pueden ir en esa dirección los votantes del ex ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, del gobernista Movimiento Democrático Brasileño (MDB); del empresario Joao Amoedo, del Partido Novo, y del ex senador Alvaro Dias, de Podemos. En esa hipotética segunda vuelta, no lo tendría fácil para ganar a Bolsonaro.

De acuerdo con la legislación brasileña, para ser electo en la primera vuelta un candidato precisa mayoría absoluta de votos, es decir, más de la mitad de los votos válidos (excluyendo blancos y nulos).

Eso significaría que el candidato del PSL tendrá que recoger más de 60 por ciento de los votos que actualmente van para los otros candidatos de centro-derecha, algo que se muestra improbable en un plazo de apenas dos semanas.

El exalcalde de São Paulo, quien desde el pasado martes sustituye a Luiz Inácio Lula da Silva, en prisión por corrupción, está por debajo solo del ultraderechista Jair Bolsonaro, todavía el preferido de estas elecciones. Pero (Haddad) está precipitándose, demostrando inexperiencia y/o arrogancia”, le contestó Gomes. - Miles de mujeres brasileñas, entre ellas la esposa del futbolista Neymar, se sumaron a la campaña "Él no", que tiene como objetivo impedir la victoria de Jair Bolsonaro en los comicios de octubre, cuyas intenciones de voto lidera con 28 por ciento. Los comicios en el gigante sudamericano están rodeados de incertidumbre debido al descrédito de la clase política por los numerosos escándalos de corrupción de los últimos años. "La cobardía es de él al faltar el respeto a mujeres, negros y pobres", manifestó Alckmin en redes sociales.

De los cuatro principales candidatos a la presidencia de Brasil, Bolsonaro es el único que no tiene a una mujer como candidata a vicepresidenta, a pesar de que en el gigante sudamericano el electorado femenino es mayoría (52 por ciento) y que es un país con problemas estructurales de violencia de género y sexual.

Latest News