Sánchez ve posible extraer algunas lecciones para Cataluña del caso de Quebec

El socialista Pedro Sánchez líder del PSOE. EP

El socialista Pedro Sánchez líder del PSOE. EP

Preguntado expresamente por si respalda o desautoriza a su número dos y a su representante gubernamental en Cataluña, Sánchez dejó claro que "el Gobierno no se pronuncia sobre hipótesis sino sobre realidades" y que "el carril de la Justicia tiene su propio recorrido".

Calvo ha manifestado que "no sería lógico alargar la prisión preventiva" a los líderes independentistas si su juicio se retrasa mucho, mientras que Cunillera, en unas declaraciones matizadas posteriormente, se ha mostrado partidaria de concederles el indulto si es que lo piden. Pero también aportó otras reflexiones que inclinaron la balanza hacia el respaldo antes que a la desautorización. Durante demasiados años ha habido un lenguaje grueso, de confrontación y de división. Hay que reivindicar la legalidad, el diálogo: "se ha echado en falta la empatía", ha asegurado el líder del Ejecutivo.

En su visita oficial en Canadá, antes de acudir a la sede de las Naciones Unidas en Nueva York (EEUU), el primer titular de Sánchez ha sido el de poner a Canadá como ejemplo de resolución de conflictos a través de la política. No va a ser ni hoy ni mañana pero estamos en el camino de lograrlo. "Con paciencia y determinación".

En rueda de prensa desde Montreal junto al primer ministro, Justin Trudeau, Pedro Sánchez insistió en que la importancia de que "desde la política se tiene que garantizar una solución política" porque existe un "problema de convivencia".

Sánchez ha insistido en que la vía del diálogo es la acertada poniendo de manifiesto que la Generalitat ha vuelto a dialogar con el Gobierno central después de que la última reunión se realizase hace 7 años.

Ésa, la del diálogo, es la lección que dijo aprender de Quebec, provincia canadiense que sí optó por celebrar un referéndum pactado de independencia con su consiguiente fracaso. Ha reiterado delante de Trudeau su teoría de que el independentismo tiene una mayoría política pero no social. Es el elemento aglutinador de la sociedad catalana.

"Es ahí donde está centrando el Gobierno de España su propuesta política y creo que esa es probablemente la reflexión, la conclusión que podemos sacar del proceso que solucionó la crisis en Canadá respecto a Quebec", ha añadido.

Latest News