La jueza de Pozoblanco procesa a 'La Manada' por posibles abusos sexuales

"La Manada volverá a ser juzgada por otro delito de abuso sexual

A finales de abril de 2018, la Audiencia provincial de Navarra condenó a nueve años de prisión a los cuatro citados y también al quinto miembro de 'La Manada', Ángel Boza -quien no estuvo en Pozoblanco- por abusos sexuales continuados con prevalimiento. La jueza que instruye el caso también ha procesado a los cuatro individuos por un delito contra la intimidad y un caso de "maltrato", aunque este último únicamente al guardia civil del grupo, Antonio Manuel Guerrero, según ha adelantado el programa 'Espejo Público' de Antena 3. El militar, Alfonso Jesús Cabezuelo, ha sido además imputado por un delito de maltrato.

La juez ha dado traslado de la causa al Ministerio Fiscal y a las acusaciones personadas para que, en el plazo común de diez días, soliciten la apertura de juicio oral formulando escrito de acusación o pidiendo el sobreseimiento de la causa.

Los agresores sexuales ya condenados por el caso de los Sanfermines se jactaron de aquellas imágenes e incluso las compartieron en dos grupos de Whatsapp.

Los presuntos abusos sexuales que investiga la juez ocurrieron en mayo de 2016 sobre una joven de Pozoblanco que entonces tenía 21 años, tras la feria de la localidad cordobesa de Torrecampo. No obstante, dado que en aquella agresión no hubo penetración como sí la hubo dos meses despúes en Pamplona, los acusados se enfrentan a un delito más leve que puede ser castigado con hasta tres años de cárcel.

"No están de acuerdo con los hechos que se relatan en el auto de la jueza, que contienen contradicciones muy serias y evidentes, ni tampoco en las imputaciones", señaló el abogado que defiende a los cuatro acusados, Jesús Pérez, al medio español.

Al parecer, se aprovecharon de la víctima en el interior de un coche y lo grabaron en vídeo. Luego comienzan todos a manosearla y besarla hasta que unas cuadras más allá, se bajan y sólo queda con el conductor, Alfonso Cabezuelo.

Protesta en Pozoblanco contra 'La Manada', el pasado 22 de junio. Me empujó y me echó del coche mientras me gritaba: "puta", denunció la joven.

En un momento dado, la joven se vistió y se colocó en el asiento del copiloto donde uno de ellos la golpeó "dos veces en la cara y otra en el brazo" al negarse a su petición de hacerle una felación, tal y como explica el juez instructor de Pamplona en el auto donde se inhibió de estos hechos en favor de la instructora de Pozoblanco.

Latest News