Trump dice que al parecer el periodista Jamal Khashoggi está muerto

Periodista Khashoggi habría sido interrogado torturado y asesinado

Trump dice que es probable que Jamal Khashoggi esté muerto y amenaza con consecuencias “severas”

A pesar de la creciente evidencia en su contra, Arabia Saudita ha insistido en negar repetidamente su participación en la muerte de Khashoggi.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, comentó que es probable que el periodista saudita Khashoggi esté muerto.

El periodista, de 59 años y cercano a la familia real saudita, se había convertido en un crítico del gobierno actual y del príncipe heredero de 33 años, Mohammed ben Slaman.

Ni Turquía ni Estados Unidos han confirmado públicamente que Khashoggi esté muerto ni han responsabilizado oficialmente a Riad.

El New York Times afirmó que este “jefe”, Maher Abdulaziz Mutreb, que fue identificado por las autoridades turcas como uno de los miembros del equipo de 15 agentes enviado por Riad para “asesinar” al periodista, forma parte del entorno del príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed Bin Salmán.

Khashoggi, que vivía autoexiliado en EEUU, accedió el pasado 2 de octubre al consulado saudí en Estambul para realizar un trámite. Los funcionarios sauditas dijeron que se fue poco después, pero los funcionarios turcos y su novia, que estaba esperando afuera, dijeron que nunca salió. UU., Mike Pompeo, habla a la prensa sobre su viaje a Arabia Saudita después de reunirse con el Presidente de los EE. UU.

Para Washington la situación es muy compleja.

Los medios informaron que Jamal Khashoggi habría sido torturado, desmembrado vivo y luego decapitado por sus homicidas.

El dirigente reconoció por primera vez que a Khashoggi probablemente lo mataron.

Según este periódico, una de las furgonetas que salieron del consulado saudí el día de la desaparición de Khashoggi fue detectada en esta provincia, a unos 100 kilómetros por carretera de Estambul. "También me garantizaron que realizarán una investigación completa y detallada de todos los hechos en torno al señor Khashoggi y que lo harán en un plazo oportuno", agregó Pompeo.

El incidente provocó un clamor internacional, pero también se convirtió en un dilema para Estados Unidos y otras naciones occidentales, que tienen lucrativos acuerdos de negocios con el reino y le consideran un gran aliado en Oriente Medio, así como un opositor a su enemigo común, Irán. Los legisladores estadounidenses de ambas partes han expresado su indignación por la desaparición de Khashoggi y los informes de su asesinato, y han estado pidiendo consecuencias, incluidas posibles sanciones contra Arabia Saudita.

Latest News