Tesla firma contrato para terreno de una planta en China

Será la primera fábrica de la marca fuera de Estados Unidos

Tesla asegura en China su primera gigafactoría fuera de Estados Unidos

La marca de Elon Musk ha conseguido la concesión de los terrenos para los próximos 50 años.

La gigafactoría que Tesla está construyendo en Shanghái (China) tendrá una superficie de casi 865.000 metros cuadrados, en los que ensamblará 500.000 automóviles por año.

El fabricante de vehículos eléctricos recaudará capital de los mercados de deuda asiáticos para financiar la construcción, que costará alrededor de 2.000 millones de dólares (1.728 millones de euros).

China es el mercado más grande del mundo para los vehículos eléctricos y el segundo más grande de Tesla después de Estados Unidos.

Tesla Roadster rojo cereza. Según la marca, la fábrica estará construida en dos años, mientras que la factoría alcanzará su pleno rendimiento en otros "dos o tres años".

Las tierras adquiridas se encuentran en la región de Lingang, una zona concebida por el Gobierno para el desarrollo de vehículos de nueva energía y fabricación inteligente donde se ubican más de 20 fabricantes de automóviles y autopartes.

"La misión de Tesla es acelerar la transición mundial a la energía sostenible no solo a través de vehículos totalmente eléctricos, sino también de productos de almacenamiento y generación de energía limpia escalables", apuntó tras la adquisición del derecho de uso de las tierras Robin Ren, vicepresidente de ventas mundiales de Tesla.

Tesla ha proseguido con sus planes a pesar de que Estados Unidos y China se aumentaron uno al otro los aranceles a importaciones por miles de millones de dólares en medio de una disputa por las políticas tecnológicas de Beijing.

De esta manera la compañía estará adquiriendo mayores ventajas en la competencia con firmas nacionales como BYD Auto y BAIC Group, que ha logrado colocarse en los últimos años como las líderes del sector en un país donde el Gobierno está impulsando este tipo de vehículos para combatir los elevados índices de contaminación.

El pasado mes de mayo Tesla anunció la apertura de una filial en Shanghái dedicada a la investigación y el desarrollo de automóviles eléctricos, aprovechando la apertura del sector automovilístico en el país.

A comienzos de año, el Gobierno anunciaba el levantamiento de las restricciones, por lo que los fabricantes extranjeros ya no necesitarán tener filiales conjuntas para operar.

De acuerdo con los oficiales, se estima que en 2020 se vendan dos millones de unidades de vehículos eléctricos en China.

Latest News