OEA se plantea medidas contra Nicaragua si continúa la represión

Un manifestante muestra una bandera ensangrentada durante una protesta en septiembre en Managua

Un manifestante muestra una bandera ensangrentada durante una protesta en septiembre en Managua. INTI OCON AFP

Precisamente para abordar la situación en Nicaragua, el Consejo Permanente de la OEA convocó para el viernes 19 de octubre una sesión extraordinaria solicitada por la misión permanente de Canadá en nombre del Grupo de Trabajo del Consejo Permanente para Nicaragua.

El artículo 20 de la Carta Democrática de la OEA establece que ante una alteración del orden constitucional que afecte gravemente el orden democrático en un país, el secretario general o a cualquier Estado miembro puede solicitar la convocatoria del consejo permanente, y/o de la asamblea general, para realizar "gestiones diplomáticas" al respecto. "Rechazamos que todos los manifestantes hayan tenido carácter pacífico y que el Gobierno haya asesinado a su propio pueblo", insistió Bustamante, quien señaló que a su juicio es "evidente" la financiación de Estados Unidos a grupos opositores nicaragüenses, igual que ha ocurrido según él en Venezuela y Cuba.

"Hoy se cumplen seis meses de represión continua en nuestro país y no le vemos salida, no sabemos hasta dónde va a llegar, cuándo va a terminar, cuándo podremos vivir en paz y empezar a reconstruir un país moralmente destruido", dijo Vilma Núñez, una de las más destacadas activistas de derechos humanos en Nicaragua, que participó en la presentación.

"La continuidad de las políticas represivas, obligará a acudir al procedimiento del artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana", añadió Almagro.

Hasta ahora, el Ejecutivo ha reconocido 199 muertos y más de 200 presos, a los que califica de "terroristas" y "golpistas".

La CIDH dijo también que actualizó la cifra de fallecidos en las manifestaciones que comenzaron en abril a 325 personas, de las cuales 21 serían policías y 24 niñas, niños y adolescentes.

Aunque fue dado a conocer por organismos locales de derechos humanos locales a finales de septiembre pasado y no ha sido actualizado, el saldo de la represión en Nicaragua evidencia la urgente necesidad de solucionar la crisis, que inició con protestas contra la reforma al sistema de Seguridad Social.

Queremos denunciar alto y claro que un sector minoritario de la derecha de los EEUU ha sido la promotora y financiadora de la desestabilización y el intento de golpe de estado sobre Nicaragua, y es la promotora de leyes injerencistas en el congreso norteamericano pendientes a empobrecer y boicotear la economía de Nicaragua.

En los últimos meses se registró un gran número de muertos en Nicaragua debido a los choques entre manifestantes y simpatizantes de Ortega, pero posteriormente el Gobierno ha pasado a perseguir judicialmente a los manifestantes y ha optado por restringir las manifestaciones.

Igualmente el Fondo Monetario Internacional en su informe conclusivo sobre el estado de la economía en Nicaragua indicaba que el desempeño y las perspectivas para el 2018 eran favorables, y se proyectaba junto con el Banco Mundial, un crecimiento del 4.5% durante el 2017 y del 4.3% para el 2018, colocando a Nicaragua entre los primeros países de Latinoamérica.

Latest News