Italia no permitirá cobrar a las aerolíneas por el equipaje de mano

Viajeros ante el'stand de Ryanair en el aeropuerto de Adolfo Suarez Madrid Barajas. EFE  ArchivoMás

Viajeros ante el'stand de Ryanair en el aeropuerto de Adolfo Suarez Madrid Barajas. EFE ArchivoMás

A pesar de las denuncias interpuestas por organizaciones como Facua o la Organización de Consumidores y usuarios (OCU), que presentaba una querella ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) y la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) por considerar abusivo que la aerolínea incluya un coste extra por el equipaje con el que hasta ahora el pasajero podía volar gratuitamente, la compañía ha decidido seguir adelante con su nueva política, que se pondrá en marcha a partir del 1 de noviembre.

El comunicado explica que "Ryanair y Wizz Air deberán suspender temporalmente todas las acciones dirigidas a solicitar un suplemento a la tarifa estándar" para el transporte de maletas pequeñas y deberán proporcionar a los clientes de forma gratuita un espacio para ellas en cabina o en la bodega.

Para poder llevarlas en el avión se deberá contratar el servicio 'Wizz Priority', con un coste de cinco euros.

Según reconoció Jacobs en el primer día de aplicación de la nueva normativa se han formado colas en algunos aeropuertos, como en el londinense de Stansted, donde los responsables de las puertas de embarque de Ryanair dejaron pasar a pasajeros con maletas de mano que no habían facturado, siguiendo las recomendaciones de la dirección de la aerolínea. Los que quieran llevar más tendrán que pagar 5 euros. La aerolínea irlandesa ha recordado que este servicio prioritario tiene un límite de 95 plazas por vuelo.

La compañía da dos opciones a sus pasajeros: o bien facturar una maleta de hasta 10 kilogramos por 8 euros, si se adquiere antes en el momento de la reserva, o 10 euros si se hace a posteriori (hasta 40 minutos antes de la hora de salida programada); o adquirir el servicio de embarque prioritario (Priority) al hacer la reserva por un coste de 6 euros o hasta 30 minutos antes de la salida del vuelo por 8 euros.

Es decir, que lo metan en bodega. Sin embargo, Jacobs explicaba que esta nueva directriz llegaba con el objetivo de eliminar retrasos tanto en el embarque como en el vuelo.

Si en el momento de la reserva el cliente no lo tiene claro, se puede contratar el 'priority' más adelante, pero el precio ya ascenderá hasta los ocho euros. El motivo, un cambio en su política de equipajes que repercute directamente en el bolsillo del viajero. Esta medida causó retrasos de unos 25 minutos, según la compañía.

Latest News