¿Qué se elige en las elecciones intermedias de Estados Unidos?

No permitiremos ‘invasión’ de migrantes Trump sobre caravanas

Trump se desvincula del resultado en la Cámara Baja ante el avance demócrata

"Mañana, lo consideremos o no, la prensa lo está considerando bastante un referendo sobre mi, sobre nosotros, como movimiento", dijo poco antes de partir a Ohio, la primera de las tres paradas de su jornada de proselitismo de este lunes que lo llevará también a Indiana y Missouri.

El envío de militares a la frontera con México para evitar la "invasión" de migrantes centroamericanos que avanzan hacia Estados Unidos en una caravana, la promesa de acabar con el derecho de suelo, historias escabrosas de asesinos indocumentados: Trump y los republicanos decidieron colocar a la inmigración en el corazón de su campaña.

Además, en el Senado, que cuenta con 100 bancas (dos por cada uno de los 50 estados de la Unión), se disputan 35 escaños.

En la cámara baja del Congreso, los republicanos disponen actualmente de una cómoda mayoría (236 representantes del partido de Trump contra 193 demócratas, con seis vacantes).

En Georgia, Trump también alertó de que la candidata demócrata a gobernadora del Estado, Stacey Abrams, convertiría el estado "en Venezuela", un ataque que ha empleado reiteradamente contra los aspirantes progresistas en estas elecciones.

"Nadie ha trabajado más duro, especialmente cuando su nombre no está en la papeleta, como el presidente Trump", afirmó Sarah Sanders, la portavoz de la Casa Blanca, al comentar la agenda presidencial, en una entrevista en la cadena conservadora Fox.

Recordemos que este Estado le dio la presidencia a George Bush en el año 2000 y a Donald Trump en el 2016. Los republicanos y los demócratas saben que se juegan mucho en los nuevos comicios legislativos que se celebran en unas horas en el país norteamericano, y que marcan lo que podría llamarse el primer 'referéndum' a Donald Trump desde que el empresario se convirtiera en el cuadragésimo quinto presidente estadounidense. Estas elecciones habitualmente conocidas como las midterm, al celebrarse a mitad del mandato de cada presidente, podrían cambiar el equilibrio de poderes en Estados Unidos. "Son efectivas porque son fáciles de entender, involucran emociones y argumentar en contra de ellas simplemente repite y refuerza su influencia", insistió el experto, especializado en comunicación política. Para conseguirlo, los demócratas tienen que ganar 23 mandatos más de los que tienen ahora.

"Si los demócratas radicales toman el poder destruirán nuestra economía y nuestro futuro", declaró Trump en Cleveland, echando mano a la misma retórica acalorada que definió gran parte de su presidencia. De los 35 lugares en el Senado que corren riesgo de cambiar de manos, hay 24 de los demócratas y los dos independientes.

Este 6 de noviembre son las elecciones intermedias de Estados Unidos y el drama se empieza a sentir en el aire.

El mandatario, que esta semana insinuó que el presidente saliente de la Cámara Baja, el republicano Paul Ryan, no ha hecho lo suficiente por retener las riendas de la institución, parecía allanar así el terreno para echar balones fuera si su partido resulta finalmente derrotado en esa contienda.

En menor medida, los traders también se están preparando para la posibilidad de que los republicanos mantengan el control sobre la Cámara de Representantes y el Senado, o que los demócratas ganen el control de ambos en lo que se ha denominado informalmente el "tsunami azul".

"Impondrán el socialismo. Bienvenidos a Venezuela", aseguró durante un discurso de campaña en Pensacola, Florida, para apoyar a los candidatos republicanos al Senado y a la gobernación del Estado, Rick Scott y Ron DeSantis.

Latest News