Dos mujeres musulmanas son electas al Congreso de EU

Dos mujeres musulmanas son electas al Congreso de EU

Minnesota y Michigan eligen a las primeras mujeres musulmanas para el Congreso de los EE.UU.

Análisis: Estados Unidos: ¿Qué está en juego en sus elecciones legislativas?

En tanto, el legislador demócrata Jared Polis se convirtió el martes en el primer hombre abiertamente homosexual en ganar una gobernación en Estados Unidos, al derrotar al republicano Walker Stapleton en la carrera por el cargo en Colorado. La joven, que trabajó como mesera tras la muerte precoz de su padre por un cáncer y aún está pagando su préstamo universitario, saltó a la fama al ganar en septiembre las primarias demócratas en su distrito -que abarca zonas de Queens y del Bronx- frente a Joe Crowley, un veterano de la política.

La joven reivindica la etiqueta de socialista y se convirtió en la más visible figura de una nueva ola de mujeres y miembros de minorías que hacen frente al "establishment" en el Partido Demócrata.

En una historia similar a la de Ocasio-Cortez, Pressley venció en las primarias demócratas a Michael Capuano, quien suma diez periodos en el Congreso, en un distrito inclinado a la izquierda que incluye gran parte de Boston y la Universidad de Harvard. Originaria de Chicago, durante la campaña evocó sus experiencias con agresiones sexuales.

Polis venció al candidato respaldado por Donald Trump, postulándose bajo una plataforma progresista, a favor de más cobertura de salud, un control de armas más estricto y más inversiones en energías renovables.

Entre los diputados electos por el Partido Demócrata destacan una joven latina, dos mujeres musulmanas, dos representantes de pueblos indígenas, quienes rompen con el molde de la agrupación política.

Ahora, estas dos mujeres se unirán a los otros dos nativos americanos que actualmente sirven en la Cámara de Representantes: los republicanos Markwayne Mullin y Tom Cole, ambos de Oklahoma, que salieron reelegidos, según datos provisionales.

Ilhan Omar, nacida en Somalia en 1981, se convertirá en enero en la primera mujer musulmana en el Congreso estadounidense después de obtener casi el 80 % de los votos del quinto distrito en Minesota.

"No esperaba venir a Estados Unidos y encontrar en la escuela niños que estaban preocupados por la comida como yo en un campo de refugiados", dijo Omar en una entrevista el mes pasado. "No puedo esperar para compartir una banca contigo, inshallah", felcitó a su compañera de banca y de religión en Twitter.

A ella le siguió Omar Ilhan, también musulmana y quien llegó a la Cámara con una amplia victoria en el estado de Minnesota. Ya fue representante en la asamblea local.

Rashida Tlaib, estadounidense-palestina de 42 años, tenía asegurado alzarse con el triunfo en un feudo demócrata de Michigan en el que no tenía adversario. También es pionera en más aspectos: es la primera representante lesbiana de Kansas y la primera ex luchadora profesional de artes marciales mixtas (MMA) que llega al Congreso.

En un estado tradicionalmente conservador, Davids -quien fue criada por una madre soltera y veterana del ejército- es una entre varias mujeres indígenas que buscaban hacer historia en los comicios de este martes.

Otras dos mujeres han protagonizado otra primera vez histórica: Deb Haaland, por Nuevo México, y Sharice Davids, Kansas, serán las primeras mujeres indígenas en sentarse en la Cámara de Representantes. La mujer de 57 años, miembro de la tribu Laguna Pueblo, fue la primera nativa estadounidense en presidir su partido en el estado del suroeste de EE.UU.

Latest News