Detienen en España a un francotirador que planeaba asesinar a Pedro Sánchez

El detenido por planear matar a Sánchez decía trabajar en la NASA

Manuel Murillo

El arrestado, un vigilante de seguridad privada con un historial de problemas psicológicos, nunca había participado en actos violentos, aunque frecuentara ambientes ultraderechistas. Decía estar dispuesto a "sacrificarse por España", según ha adelantado este jueves el diario 'Público' y ha confirmado EL PERIÓDICO. Murillo se encuentra detenido en la prisión de Cataluña y confesó su objetivo de atentar contra el presidente español.

El detenido era miembro del club de tiro olímpico del Vallès, en el que practicaba y competía desde hacía muchos años, y era capaz de modificar y construir armas cortas o largas. Ahora mismo esta coordinadora local de Vox es un testigo protegido.

Fue una usuaria del chat la que dio la voz de alarma sobre las intenciones de Manuel M. cuando pasó de los insultos y amenazas contra el líder del PSOE a solicitar apoyo logístico para cometer un atentado contra Sánchez, aprovechando su pericia como francotirador y su arsenal. Y no se esperaban lo que hallaron en su domicilio el pasado 19 de septiembre: 16 armas de fuego cortas y largas, incluido un fusil de asalto militar Cetme, un subfusil ametrallador checoslovaco Skorpion vz.

Murillo, que intentó captar a través de un grupo reducido de WhatsApp a cómplices para atentar contra el Presidente del Gobierno, está considerado como uno de los atletas más importante de Rubí.

El hombre fue detenido en Terrassa donde tenía hasta 16 armas de fuego, incluyendo rifles de alta precisión. Además, en su coche llevaba dos pistolas, una de ellas modificada de forma ilegal.

Tras su detención hace tres semanas, las autoridades avisaron a la seguridad de Moncloa, pero el Ejecutivo habría pedido discreción a los Mossos y que no se filtrara la noticia. El 4 de octubre, el Juzgado de Instrucción 3 de Tarrasa, que instruye el caso, ratificó la prisión provisional comunicada y sin fianza; y mantiene la causa abierta por los citados delitos.

El sospechoso está actualmente en prisión incondicional en el Centro Penitenciario Brians-2, en Sant Esteve Sesrovires, cerca de Martorell, donde habría confesado nada más entrar sus intenciones de atentar contra Pedro Sánchez. En las redes comulgan la indignación con la sorna de comparar a Sánchez con JFK, pero lo cierto es que los servicios de seguridad de Moncloa se tomaron en serio la amenaza desde el primer momento. Así, han tildado de "incidente" la detención de este hombre a mediados de septiembre y han incidido en que "este tipo de amenazas es una constante", a la que, no obstante, no hay que acostumbrarse.

Latest News