Más de 200 fosas comunes en Iraq, ONU

Imagen de archivo tomada en 2015 de un hombre inspeccionando los restos en una fosa común de yazidíes ejecutados por el Estado Islámico en la región kurda de Sinjar

Halladas más de 200 fosas con restos de miles de civiles en Irak según la ONU

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) dejó más de 200 fosas comunes con entre 6 mil y 12 mil cadáveres en las regiones de Irak que controló entre 2014 y 2017, anunció hoy la ONU.

Por el momento se han cavado 28 de las fosas encontradas y se han exhumado 1.258 cuerpos, en un trabajo coordinado entre la ONU y el Departamento de Fosas Comunes de la Fundación de Mártires de Irak.

Sin embargo, refirió que, en la fosa más pequeña, hallada en el oeste de Mosul, tenía los restos de ocho cuerpos, mientras que en la más grande hallada en Jasfa, al sur de Mosul, se cree que puede contener miles.

Allí es donde se han encontrado 95 de las fosas, según el reporte, publicado por la misión de Naciones Unidas en Irak y la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos.

"Las pruebas obtenidas en estos sitios serán fundamentales para garantizar investigaciones, enjuiciamientos y condenas creíbles de conformidad con las normas internacionales sobre garantías procesales", dijo Shamdasani.

Las fosas verificadas por investigadores de las Naciones Unidas están dispersas y contienen los restos de mujeres, niños, ancianos y discapacitados, así como de miembros de las fuerzas armadas de Irak.

Entre junio de 2014 y diciembre de 2017, ISIL se apoderó de grandes áreas de Iraq y lideró, según el informe, "una campaña de violencia generalizada y violaciones sistemáticas de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario, actos que pueden equivaler a crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y posibles genocidios". Este día se descubrió la primera fosa en Bardi, cerca de la presa de Mosul, con 14 cuerpos que se cree pertenecen a la minoría yazidí, grupo que sufrió un "genocidio" a manos de los yihadistas, según la definición de la ONU.

"Las fosas comunes documentadas en nuestro informe son un testimonio de las pérdidas humanas, el sufrimiento sustancial y la sorprendente crueldad del grupo yihadista" declaró Jan Kubis, representante especial de la ONU para Irak.

El líder del Estado Islámico, Abubaker al Bagdadi, proclamó el grupo a finales de 2014 en la ciudad de Mosul, zona considerada para los extremistas como capital de la organización terrorista en Irak, y que fue liberada por las fuerzas de Irán con el apoyo de Estados Unidos en 2017.

"Aunque los crímenes horribles del EI ya no acaparan titulares, el trauma de las familias de las víctimas sigue existiendo y se desconoce la suerte que han corrido miles de mujeres, hombres y niños", apuntó Michelle Bachelet, alta comisionada para los derechos humanos. Sin embargo, continúan los ataques de los terroristas que se encuentran apostados en zonas desérticas ubicadas en el este de Siria, fronterizas con Irak, incluida la capital Bagdad.

Latest News