Terrorista chocó auto en llamas y mató a una persona en Australia

Un agente de la policía de Melbourne se enfrenta con el atacante | EFE

Un agente de la policía de Melbourne se enfrenta con el atacante | EFE

Una persona murió y 2 sufrieron heridas este viernes en el centro de la ciudad australiana de Melbourne tras ser apuñaladas por un hombre, en un episodio que se aborda oficialmente como "un acto terrorista".

El sospechoso, que fue capturado por la policía y murió estando detenido, era "conocido" por los servicios de seguridad y viajaba en un vehículo 4x4 lleno de bombonas de gas, agregó.

El portavoz de la Policía del estado de Victoria, cuya capital es Melbourne, confirmó en una rueda de prensa que disparó contra el supuesto atacante en el pecho y este ha fallecido en el hospital.

"Es conocido por la policía, básicamente en relación a unos familiares suyos que son de nuestro interés". Sin embargo, el grupo yihadista Estado Islámico (EI) asumió hoy la autoría del ataque, de acuerdo con la agencia Amaq, afín a los yihadistas.

El supuesto atacante había salido de un vehículo en llamas después de que aparentemente lo hubiera estrellado contra un centro comercial de la concurrida calle Bourke.

La policía del estado de Victoria explicó que las fuerzas del orden respondieron "inicialmente a la denuncia de un coche en llamas".

En las redes sociales ya circulan imágenes en las que se ve al vehículo en llamas desplazándose lentamente hacia la vereda. "Era el chasis. La gente corría y gritaba", dijo una testigo al canal 9 de la televisión local.

Otro testigo explicó a la cadena ABC que salió corriendo de uno de los locales comerciales en el que trabaja después de oír lo que parecía un disparo y se encontró a uno de los heridos. "Estaba boca abajo y había mucha sangre", explicó este testigo, que añadió que varios transeúntes intentaban ayudar al herido pero que "no sabían qué hacer porque evidentemente la situación era un caos". La Policía local solicita la colaboración de las personas que en el momento del ataque se encontraban en el lugar para tratar de esclarecer el caso.

El lugar del incidente ha sido acordonado por la unidad antiexplosivos para asegurar el área comercial de la calle Bourke, una de las más transitadas de Australia y que ha sido cerrada de forma indefinida.

La calle Bourke ya fue escenario el 20 de enero de 2017 de un atropello deliberado en el que murieron seis personas, entre ellas un bebé y una niña de 10 años, perpetrado supuestamente por Dimitrious Gargasoulas, de 28 años.

Latest News