Detuvieron a un tirador que planeaba matar al presidente de España

Detuvieron a un tirador que planeaba matar al presidente de España por querer exhumar los restos del dictador Franco

Detenido un francotirador que pretendía matar a Pedro Sánchez por la exhumación de Franco

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre en Terrassa (Barcelona), hijo de un alcalde franquista que tenía un arsenal de armas en su casa, por anunciar su intención de atentar contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en venganza por la exhumación de Franco del Valle de los Caídos.

El caso lo lleva actualmente la fiscal especializada en odio de Tarrassa bajo la supervisión del Servicio especializado en delitos de odio de la Fiscalía Provincial de Barcelona, y esperarán a que avance la instrucción antes de determinar la calificación de los hechos, que ahora se investigan por delitos de conspiración para atentar contra autoridad con uso de arma, delito de amenazas graves, delito de tenencia ilícita y depósito de armas, municiones y explosivos y un delito de odio.

Se trata de un español de 63 años en cuya casa almacenaba "un total de 16 armas, entre armas largas y armas cortas", informó en una rueda de prensa el portavoz de la policía regional catalana, Albert Oliva. El hombre tenía licencia y es un experto tirador.

Según una portavoz de este tribunal, las amenazas fueron a través de internet.

Manuel Murillo Sánchez podría tener un historial de problemas psicológicos, pero según fuentes del entorno deportivo del detenido, "era un buen deportista y una buena persona".

Según 'El Español', en los años 80 se proclamó cuatro veces campeón de España de los 100 kilómetros y participó en seis campeonatos del mundo de atletismo. Sin embargo, el 13 de septiembre pasado el Gobierno del presidente de España convalidó un proyecto de ley para exhumar los restos de Franco y trasladarlos a otro lugar, debido a que, según afirma, su tumba en público enaltece la figura de la dictadura.

Conscientes de que era muy probable de que guardara un armamento considerable en su domicilio, los Mossos lo arrestaron en la calle. Los Mossos decidieron actuar al descubrir que era un gran tirador. Tampoco había avanzado en sus planes para acabar con la vida del presidente.

Según varios medios de comunicación, la Audiencia Nacional (AN) ha desechado imputarle el delito de terrorismo, y las diligencias judiciales se han practicado en el Juzgado de Guardia número 2 de Terrassa y en el número 3 de Instrucción al descartar la AN el delito de terrorismo y dejarlo en una "proposición de homicidio de autoridad". Murillo sigue en prisión preventiva, que ratificó posteriormente la Audiencia de Barcelona. El hombre alegó, en su petición para ser liberado, que tenía un trabajo fijo, familia, arraigo y que los comentarios los hizo en "el contexto de la problemática política ocurrida en Cataluña".

Latest News