Se declara culpable de asesinar a su esposa embarazada ya dos hijas

Se declara culpable de matar a esposa e hijas por no enfrentar su destino

Mato a su esposa, a sus hijas y aún así lo perdonaron: la historia que conmueve a todo EE.UU

Según el fiscal del distrito del condado de Weld, Michael Rourke, a la fecha se tiene una un "motivo parcial" sobre las razones que habrían motivado a Chris Watts a matar a su esposa y sus dos pequeñas hijas, sin revelar más detalles. Entre los cargos que enfrenta se encuentran: cinco por asesinatos en primer grado y uno por terminación ilegal de embarazo.

La voz de Watts se escuchaba temblorosa y también se le escuchaba ocasionalmente sorbiendo cada vez que decía "culpable". El acuerdo de culpabilidad, no obstante, fue alcanzado con el consentimiento de los padres de Shannan, Sandra Onorati y Frank Rzucek, que prefirieron optar por no presionar para que el asesino de su hija y nietas fuera ejecutado.

Pero, dos días después de la denuncia, Chris fue arrestado acusado de estar involucrado en la desaparición de su familia.

Ayer, Watts se declaró culpable. El próximo 19 de noviembre, según People, Watts será sentenciado a cadena perpetua, sin posibilidad de libertad condicional.

Agentes del Colorado Bureau of Investigation descubrieron los tres cadáveres que posteriormente fueron identificados como la mujer embarazada y sus dos hijas. "No importa lo que ocurrió aquí o la sentencia, no podremos tener esas vidas de vuelta", consideró el fiscal.

"Me dijo que su yerno había decidido tomar esas vidas, pero que ella no quería estar en esas misma situación y decidir sobre la vida de él". Unos días después, Watts lloró ante las cámaras pidiendo a su esposa que regresara a casa con las niñas.

Recordó que la madre de la fallecida, Sandra, dijo que Christopher Watts "tomó la decisión" de quitarle la vida a los miembros de su familia.

Christopher Watts, frente a la Justicia.

Watts, un ex trabajador de la industria del petróleo y el gas, fue acusado en agosto de matar a su esposa embarazada y sus hijas en su casa de Frederick, una comunidad situada entre los campos de petróleo y gas del norte de Denver.

La policía informó que Watts condujo con los cuerpos hasta una instalación petrolera propiedad de su antiguo empleador. Y es que Chris había escondido el cuerpo de su esposa en un tumba poco profunda y los de sus hijas los había sumergió en tanque de petróleo de la compañía Anadarko, donde trabajaba meses atrás.

En lo que fue avanzando la investigación el entonces sospechoso contó a la policía que ya le había dicho a su esposa las intenciones de separarse de ella y que también tenía un amorío con una compañera de trabajo.

Los padres y el hermano de Shanann Watts estaban en la corte.

"Se ha corregido el foco de atención que intentó mostrar a Shanann, falsa, incorrecta y francamente una mentira descarada", dijo Rourke.

La mujer estaba embarazada de 15 semanas.

Chrisopher Watts, 33, en una fotografía policial.

Latest News