Florida realizará un reconteo de votos tras ajustados márgenes

Incierto el impacto del voto de los boricuas en la Florida

"No permitiremos que se roben las elecciones en Florida"; advierte el gobernador Rick Scott

Las autoridades electorales de Florida anunciaron hoy que, tras recibir la contabilidad final de votos de los 67 condados, tres contiendas, entre ellas las de senador federal y gobernador, deberán ir a un recuento.

Tras conocerse que en este estado se irá a un recuento de varias contiendas, un hecho inédito en la historia de Florida de acuerdo a medios locales como el Tampa Bay Times, el mandatario utilizó su cuenta de Twitter para desde Francia, donde está de visita oficial, señalar, sin pruebas, de que en este estado se está "tratando de ROBAR dos grandes elecciones".

La ley de Florida establece la obligatoriedad de volver a contar todos los votos cuando la diferencia entre dos candidatos es de 0,50 puntos porcentuales o menos al finalizar el escrutinio, e incluso obliga a contarlos manualmente si es de 0.25 puntos o menos.

La noche del martes, cuando se celebraron las elecciones intermedias, el alcalde de Tallahasse, Andrew Gillum, reconoció su derrota en la carrera hacia la Gobernación estatal ante su principal rival, el excongresista republicano Ron DeSantis, quien hasta ese momento lo aventajaba por más de 80.000 votos.

Tras los comicios, demócratas y republicanos afrontan un nuevo panorama en el Congreso estadounidense después de que los primeros recuperaran el control de la Cámara de Representantes, y los segundos ampliaran levemente su mayoría en el Senado.

"De repente, están encontrando votos de la nada", dijo Trump al reiterar su apoyo a Scott, quien aparece en los resultados no oficiales con el 50.09 por ciento de los votos frente al 49.91 de Nelson. DeSantis ha dicho poco sobre el recuento y en vez de eso está procediendo como si hubiera ganado la elección, nombrando a un equipo de transición y preparándose para asumir la gubernatura en enero.

La batalla por el puesto de Nelson ha sido más acalorada.

Tras deslizar críticas al presidente de EEUU, Donald Trump, entre otros, por su reacción y comentarios conforme el conteo de votos iba reduciendo la ventaja para los republicanos, Gillum se confesó hoy "preparado a aceptar cualquier resultado, siempre y cuando cada voto sea contabilizado".

Scott ha pedido a la policía de Florida que investigue a los departamentos electorales de los condados de Broward y Palm Beach, que tienden a ser demócratas, en South Beach, luego que la ventaja que tenía se redujo durante el conteo a través de la semana. Sin embargo, un portavoz de la agencia dijo el viernes que no había acusaciones creíbles de fraude, así que no había una investigación activa.

Latest News