Macrón advirtió el peligro de la vuelta de los nacionalismos

Merkel y Macron en la reconstrucción del vagón donde se firmó el armisticio que puso fin a la Primera Guerra Mundial. | EFE

Merkel y Macron en la reconstrucción del vagón donde se firmó el armisticio que puso fin a la Primera Guerra Mundial. | EFE

A esos testimonios le siguió la interpretación de una pieza musical en recuerdo de los cientos de miles de soldados que lucharon con Francia procedentes de las colonias que tenía entonces, esencialmente de Africa, y luego el discurso de Macron que finalizó con "El Bolero" de Maurice Ravel, combatiente en la Gran Guerra.

El rey Felipe ha viajado este domingo 11 de noviembre hasta París para asistir a los actos con motivo del armisticio que puso fin a la Primera Guerra Mundial.

Después, Trump fue de nuevo criticado por varios diputados británicos, entre otros, por cancelar oficialmente, debido al mal tiempo, su visita a un cementerio de soldados estadunidenses fallecidos en Francia en acto de servicio durante la Primera Guerra Mundial.

La mayoría de los mandatarios recorrieron a pie, bajo la lluvia, los últimos metros de la avenida de los Campos Elíseos para llegar hasta el Arco del Triunfo, mientras de fondo tañían las campanas de las iglesias de París.

"Necesitamos compartir la financiación de nuestra defensa", aseguró Macron en una declaración a la prensa tras recibir a Trump en el Palacio del Elíseo para mantener una entrevista bilateral, precedida por un polémico tuit del estadounidense que calificó de "insultante" el deseo del francés de tener un ejército europeo.

El presidente estadounidense Donald Trump, el ruso Vladimir Putin, el turco Recep Tayyip Erdogan y la canciller alemana Angela Merkel fueron algunos de los que participaron de la conmemoración.

Un siglo después del fin de la Gran Guerra (1914-1918), el anfitrión Emmanuel Macron exhortó en su discurso a los mandatarios a sumar esperanzas "en lugar de oponer nuestros miedos", y a rechazar "la fascinación por el repliegue, la violencia y la dominación" en memoria de los caídos.

"La Primera Guerra Mundial nos mostró lo destructivo que puede ser el aislacionismo", destacó en el foro.

La alemana alertó de que no se han sacado las lecciones de las guerras mundiales, como ponen de manifiesto los 222 conflictos violentos que se vivieron el año pasado y los 65.8 millones de refugiados que hay en el mundo, más de la mitad de ellos niños.

Este momento propició una conversación entre Trump y Putin, cuyas relaciones son complejas, durante una charla informal en la que también participaron Macron y el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres.

En este sentido, el grupo de izquierda Acción Antifascista París-Banlieue ha llamado a sus partidarios a tomar la iniciativa en la manifestación para demostrar su oposición a la llegada del inquilino de la Casa Blanca, considerada "una ofensa para todas las víctimas su política, tanto en los Estados Unidos como en todo el mundo".

Tras el encuentro con Macron, Trump tiene previsto visitar el campo de batalla de Belleau y el cementerio estadounidense adyacente y posteriormente asistirá a la visita a una exposición de Picasso en el Museo de Orsay, que culminará con una cena junto a otros mandatarios.

Los manifestantes lanzaron al aire un globo enorme que representaba a Trump como un bebé gigante en pañales y gritando. "El presidente francés Macron acaba de proponer que Europa construya su propio ejército para protegerse a sí misma de Estados Unidos, China y Rusia". Femen informó en su cuenta de Twitter que la activista quiso evidenciar la "hipocresía" de los actos conmemorativos del fin de la Primera Guerra Mundial.

Latest News