Washington recibe a dos altos funcionarios de China

El yuan se ha desplomado 9% en lo que va de 2018

El yuan se ha desplomado 9% en lo que va de 2018

Estados Unidos y China reanudaron el viernes contactos de alto nivel, tras meses de creciente tensión, en las que procuran resolver desde sus diferencias comerciales hasta cuestiones de derechos humanos.

"Estados Unidos no persigue una política de contención de Guerra Fría con China", declaró el secretario de Estado, Mike Pompeo, a la prensa al término del diálogo entre Estados Unidos y China.

El vicepresidente chino, Wang Qishan, se reunió hoy sábado con el ex secretario de Estado de Estados Unidos, Henry Kissinger, instando a los dos países a resolver las diferencias y fomentar aún más los lazos bilaterales en el futuro.

Las conversaciones ocurren algunas semanas antes que los presidentes Donald Trump y Xi Jinping coincidan en Buenos Aires en la Cumbre del G 20 que potencialmente es una oportunidad para realizar anuncios sobre la resolución de divergencias. "Estados Unidos no está tratando de contener a China, pero queremos justicia y reciprocidad".

A pesar de los altibajos, las relaciones entre China y Estados Unidos han mantenido en su conjunto un progreso estable durante las últimas cuatro décadas, destacó Xi.

Jim Mattis y Yang Jiechi.

Estados Unidos insistió en que continuará "volando, navegando y actuando doquiera que las leyes internacionales lo permitan".

El gobierno de Trump ha impuesto aranceles de 10% a 200.000 millones de dólares de mercancías chinas, que aumentarán a 25% en enero.

"La parte china dejó claro a Estados Unidos que debe dejar de enviar buques y aviones militares cerca de las islas y arrecifes chinos, y frenar las acciones que socaven la autoridad e intereses de seguridad chinos", dijo la contraparte china de Pompeo, Yang Jiechi.

Para la delegación china, sin embargo, el tema clave es Taiwán y la posición ambigua de la administración Trump, a la que pide que se reafirme claramente su política de reconocer solo a la China popular.

"He acordado con el presidente Trump reunirnos durante la próxima cumbre del G20 en Argentina, donde las dos partes pueden tener un intercambio profundo de puntos de vista sobre temas de interés común", dijo Xi.

Washington ha sido muy enérgico ante los robos de tecnología que le atribuye a China y que ésta niega.

Un reciente informe de la ONU dijo que al menos un millón uigures están detenidos en forma extrajudicial y en algunos casos por el sólo hecho de profesar el islamismo.

Pekín, tras negar en principio la existencia de esos campos de detención, considera a esos lugares como centros de entrenamiento vocacional para desalentar el extremismo religioso.

Latest News