El fin del diésel y la gasolina ya tiene fecha: 2040

El Gobierno prohibirá la venta de coches de gasolina y diésel en 2040

España: El Gobierno prohibirá la venta de coches diésel, gasolina e híbridos en 2040

La Ley de Cambio Climático que prepara el Gobierno contempla que a partir de 2040 no se permita la matriculación y venta de turismos y vehículos ligeros que emitan dióxido de carbono, es decir, los de gasolina y diésel, según fuentes de Ministerio para la Transición Ecológica.

La parte central de la nueva norma fija como objetivo que el sistema eléctrico cuente con un mínimo del 70% de generación a partir de energías renovables. En 2040 entrará en vigor esta medida que afectará a los coches con motor a gasolina y diésel, pero también a los híbridos y a los coches que funcionan con gas natural, según recoge el borrador que el Gobierno ha hecho llegar a los partidos.

A día de hoy nadie puede dudar que los coches eléctricos son el futuro, y que en los próximos años tendrán que avanzar, junto con toda la sociedad, remplazando poco a poco a los vehículos de combustión interna. De ahí que se hayan planteado las mencionadas medidas.

Para Madrid, el proyecto constituye una etapa importante hacia la "descarbonización" de su economía fijada para 2050, objetivo que pasa por el desarrollo de un parque automóvil menos contaminante gracias a la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos.

La limitación al uso de vehículos diésel y gasolina se complementará con un calendario de instalación obligatoria de puntos de recarga eléctrica en estaciones de servicio a pactar todavía con las comunidades autónomas. El Ministerio para la Transición Ecológica ha señalado que su objetivo es contar con un texto de amplio consenso para su remisión al Consejo de Ministros y a las Cortes Generales para su tramitación antes de final de este año.

Antes de 2030, deberán formularle las propuestas necesarias para que las ciudades o pueblos de más de 50.000 habitantes creen zonas de bajas emisiones (antes de 2023), con el coto cerrado a los vehículos contaminantes, al tiempo que los edificios de nueva construcción deberán ajustarse a la máxima calificación energética.

La propuesta, justifica el documento, está en línea a las medidas que se han tomado en Reino Unido y Francia, que ya han anunciado que se prohibirá la venta de coches diésel y gasolina en 2040 y prohibirán su circulación una década más tarde. Con todo, España piensa en cumplir las directrices pactadas en las que se pretende un nivel de emisiones cero.

Con esto, indican fuentes del Ministerio a este periódico, se busca posicionar a España a la cabeza de los vecinos europeos en 'ambición verde' e incentivar el cumplimiento de otros países de sus respectivos objetivos climáticos. Desde el Ministerio explican que lograr en 2030 una reducción del 20 por ciento del total de emisiones supone que entonces España deberá emitir 230 millones de toneladas, lo que equivale a decir que una de cada tres emisiones debe desaparecer.

El Gobierno quiere poner fin definitivamente al uso de combustibles fósiles que generan emisiones de gases de efecto invernadero (como el carbón) y ha planeado que cuando entre en vigor la ley no se otorgarán nuevas autorizaciones para realizar actividades de exploración, permisos de investigación ni concesiones de explotación de hidrocarburos.

Francia también ha anunciado que prohibirá la venta de coches de combustión en 2040, según la misma fuente, que ha precisado que los países Dinamarca, Irlanda, Alemania y Holanda pretenden lograrlo en 2030 y Noruega en 2025.

El borrador en el que trabaja la cartera de Transición Energética recoge también el impulso a las energías renovables para que el sistema eléctrico se apoye solo en estas fuentes de generación para el año 2050.

Latest News