Confirman inicio de conversaciones de paz de Yemen el jueves en Suecia

Miembros de la delegación hutí acuden al aeropuerto de Saná el pasado martes para volar a Suecia

Miembros de la delegación hutí acuden al aeropuerto de Saná el pasado martes para volar a Suecia

El conflicto en Yemen, que se ha cobrado más de 10.000 vidas, enfrenta al gobierno yemení -apoyado por una coalición militar encabezada por Arabia Saudita- con rebeldes chiitas conocidos como hutíes.

Poco antes de la apertura de negociaciones, gobierno y rebeldes plantearon cada uno por su lado condiciones.

El conflicto ha provocado la peor crisis humanitaria en el mundo en la actualidad, según la ONU.

La delegación hutí llegó hace dos días a Suecia, acompañada por el enviado especial de la ONU, Martin Griffiths, que ha supervisado el trayecto para que se cumpliesen las garantías de seguridad que pedían los hutíes, mientras que los negociadores del Gobierno yemení aterrizaron este miércoles en la capital sueca.

Según el ministro yemení de Información, Muamar al Iryan, la delegación gubernamental "lleva con ella las esperanzas de los yemeníes de poner fin al golpe y restablecer el Estado".

Los hutíes "no ahorrarán ningún esfuerzo en hacer que las negociaciones tengan éxito", aseguró Mohamed Abdelsalam, quien dirige la dirección de los rebeldes.

Algunos expertos esperan que las consultas de Suecia discutan medidas para el fortalecimiento de la confianza entre las partes yemeníes, que negocien un acuerdo para el intercambio de prisioneros y detenidos y la reapertura del Aeropuerto Internacional de Saná. Estas recordaron que en septiembre, una delegación viajó a Ginebra para un encuentro con el mismo objetivo, pero los rebeldes hutíes no se desplazaron.

En 2016 la negociación se alargó durante 108 días, pero fracasó y los delegados rebeldes permanecieron bloqueados en el sultanato de Omán durante tres meses. Pero desde el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudita en Estambul, Turquía, cada vez hay más presión para que los gobiernos de Estados Unidos, Francia y Reino Unido, entre otros, retiren su apoyo al reino de Salmán bin Abdulaziz.

Los rebeldes hutíes, que surgieron en 2014 de su bastión del norte de Yemen, tomaron el control de amplias regiones del país, incluida la capital Saná y la ciudad portuaria de Hodeida (oeste), por la que transita la mayoría de la ayuda humanitaria que se envía al país.

"En Yemen, hoy, 7 millones de niños duermen con hambre cada noche".

De los 20 millones de personas que padecen inseguridad alimentaria, el 33% está en la Fase 4 de CIF, calificado de 'emergencia' y el 34% en Fase 3, el equivalente a 'crisis', lo que representa "un aumento del 18% desde el último análisis del CIF realizado en marzo de 2017".

Casi 80% de la población de Yemen, es decir, alrededor de 24 millones de personas, necesita algún tipo "de protección y una asistencia humanitaria", según la ONU.

Latest News