Las cartas de Goya confirman su homosexualidad

Goya sus dibujos y su “amigo amoroso”

Una de las cartas de Goya a Zapater con autorretrato

La desclasificación de siete dibujos atribuidos a Francisco de Goya que ya no se consideran suyos y una nueva "interpretación contrastada" de la correspondencia entre el pintor y al que la conservadora de El Prado, Manuela Mena, calificó como su "amigo amoroso", Martín Zapater, son algunas de las aportaciones del primer tomo del Catálogo razonado de los dibujos de Francisco de Goya, que ha sido elaborado por la Fundación Botín y el Museo del Prado.

Además, el proyecto contempla la realización de dos exposiciones, una primera que ya tuvo lugar en el Centro Botín coincidiendo con la apertura de esta infraestructura; y, otra que se desarrollará en el Museo del Prado en noviembre de 2019, año en el que se prevé que se edite el siguiente tomo del catálogo.

Estos dibujos también aparecen en el catálogo y han sido estudiados con el mismo rigor que el resto, para aportan una explicación de por qué no son atribuibles al artista, según ha destaco Matilla.

Se han catalogado 520 dibujos del artista pertenecientes al Prado y otros 400 pertenecientes a colecciones privadas y públicas españolas e internacionales, la mayoría representativos del mundo interior y de la visión de Goya de la vida y del mundo.

"Hemos estudiado lo que es de Goya, lo que no es.y lo que sería de él", ha añadido Matilla. En este sentido ha explicado que también han investigado sobre "los papeles" en los que Goya realizó sus dibujos, lo que ayudaría a descartar dibujos que se le pudieran atribuir sin ser suyos. Eso sí, el trabajo de Mena y Matilla ha servido para incluir ahora entre el legado de Goya un dibujo preparatorio para La pradera de San Isidro y los "nuevos" dibujos que aparecen en algunas cartas de Goya.

Del cuaderno italiano se deja constancia de las páginas que tiene en blanco y hay vestigios de que existieron otras que fueron arrancadas. Entre los dibujos de las cartas a Zapater, el más antiguo data de 1777 y el último de 1802.

La obra forma parte de una investigación "pionera y sin precedentes" que desarrollan ambas instituciones conjuntamente y que incluye la catalogación de prácticamente un millar de dibujos de Goya.

El cuarto grupo lo constituyen los dibujos para grabados, desde los relacionados con aguafuertes de su invención realizados al comienzo de su carrera, entre 1772 y 1780, hasta los de encargo que Goya hizo entre 1777 y 1794, entre otros.

Latest News