El 'Messi' afgano se convierte en blanco del Talibán

IMÁGENES. “El pequeño Messi afgano” pasó del sueño a la pesadilla

El drama del "pequeño Leo Messi" afgano

La imagen del pequeño le dio la vuelta al mundo cuando fue fotografiado vistiendo una bolsa de plástico con franjas blancas y celestes. Ahora, el afgano Murtaza Ahmadi volvió a ser noticia, y otra vez conmueve por la fiereza de la guerra. En Jaghori, los talibanes, sunitas, llevaron a cabo una operación militar contra algunas milicias hazara, obligando a huir a unas 4.000 familias, según la ONU. "Las dejamos detrás en Jaghori". "No pudimos traerlas porque dejamos la casa durante la noche, y mamá me pidió que dejase la pelota y las camisetas". Sus vecinos creían que la familia había recibido una gran suma de dinero de parte del astro argentino, vivían con miedo y cuando esto decantó, chocaron de frente con la dureza del conflicto y la verdadera invasión talibana.

"Echo de menos nuestra casa en Jaghori, aquí no tengo un balón y no puedo jugar al fútbol o salir fuera", expresó este niño a la agencia EFE desde Kabul, lugar donde se refugia con su familia desde hace algunas semanas.

Las fuerzas de seguridad afganas han expulsado a los insurgentes de la zona, pero la familia ha decidido no regresar al pueblo. "A causa de todo esto, temíamos que le secuestraran y prácticamente encerramos a Murtaza en casa y no le enviamos a la escuela durante dos años", resumió.

En mayo de 2016, la familia de Murtaza tomó rumbo hacia Pakistán con la esperanza de llegar a Estados Unidos como refugiados.

Ahora, Murtaza, sus padres y sus cuatro hermanos viven en una más que modesta habitación en un edificio compartido con un vecino en una de las colinas en el oeste de Kabul, tras haber recalado por un tiempo en la provincia vecina de Bamyan.

Messi Afgano
El pequeño Messi afgano se refugia en los brazos de su mamá. AFP

"Un hombre solía acercarse a mí y preguntar si era yo Murtaza - Messi". Sólo faltaba una cosa, el esperado encuentro entre Messi y su más grande fan.

Fue hace dos años cuando el menor conoció a su ídolo Lionel Messi, tras hacerse viral en redes sociales.

Y es que Murtanza habló con Lio para explicarle que en Afganistán sólo se escuchan los disparos y las bombas, por ello pidió al argentino que lo llevara con él: "Llévame contigo, aquí no puedo jugar al fútbol, aquí solo hay 'daz-dooz'". Hasta Unicef se hizo eco de esta bonita historia y logró plasmar en 2016 una foto (ver portada) con el niño y una camiseta de la selección de Argentina también con referencia a Messi.

Solo este año algo más de 300.000 personas se han desplazado en el país y viven en condiciones difíciles, apoyándose sobre todo en la ayuda del Gobierno y de organizaciones no gubernamentales.

Latest News