Captan misteriosas señales de radio provenientes del espacio profundo

Descubrieron nuevas ondas espaciales de origen desconocido

Descubrieron nuevas ondas espaciales de origen desconocido

La naturaleza precisa y el origen de las explosiones de las ondas de radio es desconocida, según revela la investigación publicada en la revista Nature. Además, señalan que provienen de algún lugar a 1.5 mil millones de años luz de la Tierra, aunque el territorio es completamente desconocido para el ser humano.

Hasta ahora, los científicos habían detectado solo una señal repetiva, a la que denominaron como FRB 121102.

Los nuevos estallidos rápidos de radio repetidos han sido detectadas por un grupo de científicos canadienses usando el radiotelescopio CHIME (Experimento Canadiense de Cartografía de Intensidad del Hidrógeno), ubicado en el Valle de Okanagan en la Columbia Británica, durante un periodo de observación de tres semanas durante el verano de 2018. Solo una de ellas se ha repetido (unas 200 veces desde que fue descubierta en 2015), teorizándose con que procedía de una magnetoestrella a 3.000 millones de años luz de nuestro planeta.

Derechos de autor de la imagen Chime Image caption El Chime captó las señales de radio procedentes del espacio. Esta nueva onda, a la que bautizaron FRB 180814.J0422+73, se repitió seis.

Ingrid Stairs, una de las miembros del equipo científico y astrofísica de la UBC, aseguró que "saber que hay otra sugiere que podrían haber más allí afuera".

"Y con más repetidores y más fuentes disponibles para el estudio, podremos entender estos enigmas cósmicos, de dónde son y qué los causa", añadió.

Con respecto a la segunda señal repetitiva que detectaron, los investigadores sostuvieron que tiene propiedades muy similares a la primera.

Estas ráfagas de radio rápidas o FRB aparecen de forma temporal y aleatoria, por lo que es complicado descubrirlas y analizarlas, y aunque la explicación más probable es que fueron creadas por poderosos objetos espaciales, en realidad hay varias teorías al respecto.

Una es que puede tratarse de una estrella de neutrones con un campo magnético muy fuerte que gira muy rápidamente, o quizás su origen es resultado de dos estrellas de neutrones que se fusionan.

La mayoría de las 13 ráfagas se registraron en frecuencias excepcionalmente bajas, de 400 MHz, que es la frecuencia más baja que CHIME puede detectar, mientras que las FRB detectadas anteriormente se habían hallado en frecuencias cercanas a los 1400 MHz.

Latest News