Los "ataques sónicos" a diplomáticos de Estados Unidos en Cuba eran grillos

Un nuevo estudio sugiere que el ruido escuchado por diplomáticos estadounidenses en Cuba que sufrieron misteriosas lesiones cerebrales no provino de armas tecnológicas sino de grillos locales

Explican la causa detrás del supuesto "ataque sónico" contra funcionarios de EEUU en Cuba

Los presuntos ataques acústicos que motivaron a Estados Unidos a retirar al personal diplomático de su embajada en Cuba fueron en realidad sonidos producidos por una especie de grillo caribeño, según un nuevo estudio científico.

El hecho comenzó hace poco más de dos años, a fines de 2016, cuando varios diplomáticos estadounidenses, que se desempeñaban en La Habana, reportaron una serie de misteriosos síntomas que eran provocados por un sonido de alta frecuencia.

"El canto del grillo de cola corta de las indias (anurogryllus celerinictus) concuerda, en matizado detalle, con la grabación de AP, en duración, ritmo de repetición de la vibración, espectro de intensidad, estabilidad del ritmo y oscilaciones por latido", explican los profesores Alexander Stubbs y Fernando Montealegre-Zapata.

"Nuestros hallazgos resaltan la necesidad de una investigación más rigurosa sobre la fuente de estos malestares, incluso sobre los potenciales efectos psicogénicos, así como posibles explicaciones fisiológicas no relacionadas con ataques sónicos", agregaron.

Esta investigación trazó, a su vez, un paralelo con un incidente que se desarrolló en 1981 cuando Estados Unidos acusó de utilizar armas químicas en el sureste de Asia a la Unión Soviética.

De acuerdo a The Guardian, la hipótesis del ataque cobró fuerza con la difusión de una grabación de audio, realizada por personal diplomático estadounidense en La Habana y publicada por Associated Press (AP), en la que se escuchaba un molesto zumbido agudo.

Los investigadores compararon la grabación analizada con los sonidos de insectos almacenados en una base de datos de la Universidad de Florida, y pronto detectaron la coincidencia con el grillo en cuestión.

Antes de la publicación formal en una revista académica, los artículos científicos y médicos son tradicionalmente "revisados por pares".

Cuando terminaba el año 2016, una veintena de diplomáticos de EE UU sufrió mareos, vértigo, confusión mental, sordera y hasta dificultades para hablar.

Otros estudios, sin embargo, rechazaron esta conclusión.

Una publicación previa publicada hace unos meses en el "International Journal of Social Psychiatry" consideró sospechoso que ningún cubano sufriera los síntomas y especuló sobre una situación de histeria colectiva.

Los incidentes, tal como los mencionan los cubanos o ataques sónicos, como los describe Estados Unidos, llevaron a Washington a prácticamente cerrar su embajada en Cuba, reabierta en 2015 por el entonces presidente Obama en el marco del desaparecido "deshielo entre ambas naciones".

Desde la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, las relaciones han sido particularmente tensas, especialmente por la crisis causada por supuestos "ataques sónicos" de los que diplomáticos estadounidenses (y también canadienses) dicen haber sido víctimas en la isla.

Latest News