Bolivia denunciará a Brasil por racismo

El Gobierno de Evo Morales afirma que en el Brasil de Jair Bolsonaro el racismo es ‘política de Estado.  EFE

EFE El Gobierno de Evo Morales afirma que en el Brasil de Jair Bolsonaro el racismo es ‘política de Estado

Ante estos dichos, el gobierno boliviano anunció este martes, mediante el viceministro boliviano de Descolonización y líder del Comité Nacional de Lucha contra el Racismo, Félix Cárdenas, que denunciará a Brasil ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) por "racismo de Estado" por las palabras del diputado del Partido Social Liberal.

La semana pasada Amorim dijo que "a quien le gusten los indios, que se vaya a Bolivia, que además de ser comunista, sigue presidida por un indio", al plantear una operación de "limpieza" de un área próxima al famoso estadio Maracaná de Río de Janeiro (sureste) que incluye la expulsión de los indígenas que viven allí.

Cárdenas precisó que, en coordinación con la Cancillería, Bolivia presentará un informe en el marco del Examen Periódico Universal (EPU) ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, que está afincada en Ginebra (Suiza).

"Nosotros lo tipificamos como racismo de Estado, porque no cualquier persona es la que habla y no es a cualquier persona a la que se dirige -a un Presidente indio-".

Cárdenas consideró que las declaraciones del diputado brasileño se catalogan como "racismo de Estado", puesto que se trata de una autoridad electa de Brasil que se refiere a un presidente de otro país.

El jerarca gubernamental indicó que la denuncia estará contenida en la presentación boliviana de este año, en el marco del EPU. Ahí Brasil tiene que explicar este hecho”, declaró.

El viceministro consideró que continuarán las agresiones verbales contra Bolivia porque con el nuevo Gobierno de ese país “el racismo es una política de Estado desde Brasil, desde su Presidente, desde su Gobierno”.

En declaraciones por separado, el canciller boliviano, Diego Pary, dijo que, además de la gestión a nivel de Naciones Unidas, el gobierno boliviano del izquierdista presidente indígena Evo Morales procurará comunicación directa con la administración de Bolsonaro. "Imagínense semejante mensaje. Aquí, en Bolivia los indígenas gobernamos totalmente diferente, es algo histórico, inédito, un orgullo". Ante intolerancia y discriminación, los pueblos indígenas promovemos respeto e integración.

"El racismo es una política de Estado", sostuvo el viceministro.

Ganador de la elección presidencial llevada a cabo, en dos rondas de votación, Bolsonaro reemplazó, el 1 de enero, al también derechista Michel Temer.

Latest News