Cambios en polo norte magnético obligan a renovar modelo de navegación

Situación del polo sur magnético

Situación del polo sur magnético

A mediados de la década de 1990, aumentó su velocidad, desde alrededor de 15 kilómetros por año hasta alrededor de 55 kilómetros por año. Lo cierto es que Algo raro ocurre con el Polo Norte, y nadie sabe por qué.

En 2015, los geólogos actualizaron los mapas de navegación para que siguieran el lento movimiento del polo magnético del norte. El modelo maneja toda la navegación moderna, desde los sistemas que guían los barcos en el mar hasta Google Maps en los teléfonos inteligentes. Y predice los cambios en el campo magnético terrestre con varios años de anticipación. Sin embargo, tras el análisis anual del campo magnético realizado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica estadounidense (NOAA) y la Oficina de Estudios Geológicos del Reino Unido (BGS), se ha evidenciado que si los especialistas no introducen cambios en el actual Modelo Magnético Mundial, su imprecisión podría causar problemas a la navegación.

El problema, entre otros factores, radica en el movimiento del Polo Norte. El polo vaga en maneras impredecibles que han fascinado a los exploradores y científicos desde que fuera medido por primera vez en 1831 en el Ártico canadiense. Para 2001, había entrado en el Océano Ártico, donde, en 2007, un equipo aterrizó un avión en el hielo marino en un intento por ubicar el polo.

Chulliart es experto en geomagnetismo de la Universidad de Colorado Boulder y en la agencia meteorológica de Estados Unidos (NOAA). Este chorro podría estar debilitando el polo magnético bajo Canadá, haciendo que el otro parche de campo magnético, en Siberia, se convierta en el nuevo polo.

Los científicos están trabajando para comprender por qué el campo magnético está cambiando tan dramáticamente.

Para 2020 estaba previsto llevar a cabo la actualización que se hace cada lustro al Modelo magnético mundial, pero el Ejército de Estados Unidos solicitó una revisión temprana sin precedentes, afirmó.

Los especialistas todavía carecen de una explicación rigurosa del fenómeno del movimiento de los campos magnéticos.

De acuerdo con una investigación publicada por la revista Nature, el polo magnético se ha estado trasladando a una velocidad inusitada desde Canadá hacia Siberia, "impulsado de forma misteriosa por el hierro líquido que se extiende dentro del núcleo del planeta", reportó la publicación. Hay hipótesis, claro. Los investigadores creen que lo que ocurrió en 2016 puede atribuirse a ondas "hidromagnéticas", que surgen desde lo más profundo del núcleo y generan pulsos magnéticos en la superficie.

Latest News