Comienzan las protestas de 'chalecos amarillos' con temor a más disturbios

Los chalecos amarillos y una explosión conmovieron a París

Incidentes en la novena protesta de los chalecos amarillos en Francia

"Queremos demostrar nuestra unidad en el corazón de Francia", explicó Priscillia Ludosky, una figura de los "chalecos amarillos". Unas 3.000 personas confirmaban en Facebook su participación en una manifestación en La Défense, el distrito de negocios situado al oeste de París, y 15.000 decían estar interesadas. "Nos pide hacer esfuerzos, pero son ellos los que deben hacerlos, hay tantos abusos y privilegios entre los políticos", denunció a la agencia de noticas AFP Carole Rigobert, una mujer de 59 años acompañada por su marido.

La jornada, además, viene precedida por unas polémicas declaraciones del presidente francés, Emmanuel Macron, quien anoche lamentó que "demasiados franceses" carecen del "sentido del esfuerzo", lo que impide que el país recupere su fuerza y su cohesión.

En este contexto tenso, el prefecto de la policía de París, Michel Delpuech, dijo temer que las protestas de este sábado sean "más radicales" que hace una semana.

En su discurso de investidura para un segundo mandato de seis años, desconocido por la Unión Europea (UE), Maduro elogió al movimiento popular de protesta que agita Francia desde hace unos meses. Estos grupos tienen en el punto de mira los "lugares de poder", añadió. Además, varios prometieron "vengar" la detención del exboxeador Christophe Dettinger, que fue filmado pegando a varios policías en París el sábado pasado.

También se han anunciado manifestaciones en Burdeos, Marsella, Toulouse, Lyon, Estrasburgo, Lille, Nantes y Rennes. Los manifestantes prevén también cortes de carreteras y han lanzado llamados a retirar dinero de bancos.

"En Europa nos ven con buenos ojos los pueblos, los movimientos sociales, los movimientos sindicales, los chalecos amarillos", dijo ante invitados internacionales a su jura en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). Un cortejo salió hacia las 11H00 del ministerio de Finanzas con destino al Arco del Triunfo, en uno de los extremos de los Campos Elíseos, donde en pasadas protestas hubo enfrentamientos con la policía.

Los "chalecos amarillos" llamaron a manifestarse hoy en Bourges para poder reunir al mayor número de gente posible y para simbolizar el malestar de la "Francia de provincias" frente a la capital.

El movimiento de los "chalecos amarillos", llamados así porque usan esa prenda para salir a protestar, empezó como una manifestación contra un impuesto a los combustibles, pero derivó en una revuelta contra las políticas del gobierno de Macron.

Para intentar calmar los ánimos, el mandatario anunció una serie de medidas, valoradas en 10.000 millones de euros, para aumentar el poder adquisitivo y reducir la presión fiscal, que incluye el aumento en 100 euros del salario mínimo. Pero esto no ha impedido que la movilización continúe.

Un manifestantes herido en París.

Desde el inicio de las manifestaciones 10 personas murieron en accidentes de tránisto relacionados con las protestas y más de 1.600 han resultado heridas.

Latest News