Estados Unidos amenazó con expulsar a El Salvador del TLC

Industriales afirman país cumple con el DR-CAFTA

Noticias Relacionadas

Washington retiró sus embajadores de El Salvador y República Dominicana hace unos meses después que los dos países rompieron relaciones con Taiwán en busca de un acercamiento, un adversario comercial de Estados Unidos que Washington ha acusado de "actividad económica predatoria".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, podría estar analizando suspender eel Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos de América ( TLC), algo que impactaría a El Salvador en el acceso preferencial a los mercados estadounidenses, aumentando los aranceles de los productos que ingresen a dicho territorio, según información del periódico Mc Clatchy en Washington D.C.

Nicaragua, El Salvador y la República Dominicana son países que recientemente se han visto en la mira de Trump.

"Estamos muy preocupados con el avance de Nicaragua hacia el autoritarismo, y los lazos cuestionables de República Dominicana y El Salvador", dijo un funcionario.

El DR-Cafta fue firmado en agosto de 2004 por cinco países centroamericanos (Costa Rica, El Salvador, Nicaragua, Honduras, y Guatemala) a los que se sumó República Dominicana, país que lo puso en vigor el 1 marzo de 2007, y le garantizó un acceso al 97% de las mercancías exportadas hacia Estados Unidos con arancel cero y una protección arancelaria de bienes considerados sensibles para los sectores productivos, incluyendo un período de hasta 25 años para los bienes de la "rectificación técnica" (arroz, pollo, habichuelas, maíz, ajo, cebollas, leche y azúcar), contemplados en el Acuerdo de Marrakech/GATT, de aranceles aduaneros y comercio.

De acuerdo con el presidente de Coexport, Marvin Melgar, el fin del tratado significaría para El Salvador la pérdida del 40 % de sus exportaciones totales.

Para Silvia Cuéllar, directora ejecutiva de Coexport, la indicación no ha sido girada todavía por parte del Gobierno de Trump, "pero hay que mantenerse cautelosos", porque existe el riesgo que China utilice su entrada a El Salvador para protegerse de la guerra comercial que sostiene desde mediados de 2018 con Estados Unidos.

"Uno de los elementos quizás más significativos, pero menos conocidos, del nuevo Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá, es una pequeña sección del texto que permite a Estados Unidos retirarse del USMCA si un país busca un acuerdo de libre comercio por separado con un 'país que no es de mercado', el cual se considera en gran medida como una advertencia contra la búsqueda de acuerdos de libre comercio separados con China", explica.

El hecho de que Estados Unidos esté poniendo la mira en ese acuerdo no es necesariamente una sorpresa.

"Una parte del mundo que una vez se caracterizó por la inestabilidad y la dictadura ahora ve su futuro en las elecciones libres y el libre comercio, y no debemos dar por sentado estas ganancias", dijo el presidente George W. Bush en ese momento. "Al transformar nuestro hemisferio en una poderosa área de libre comercio, promoveremos la gobernabilidad democrática y los derechos humanos y la libertad económica para todos", indicó el expresidente en aquel momento.

El gobierno del presidente Donald Trump envió una señal clara con el NAFTA revisado sobre sus intenciones para China.

"Lo que es fundamental es que a Estados Unidos le preocupa el aumento de la influencia china en la región y estudia todos los instrumentos a su disposición para contrarrestar esa influencia", indicó el asesor de comercio que ha trabajado con el gobierno canadiense y sigue asesorándolo sobre las negociaciones, Eric Miller.

"Nadie podría imaginar que se produciría un colapso en los países de la firma", dijo José Cárdenas, quien se desempeñó en el Consejo de Seguridad Nacional bajo George W. Bush y habla regularmente con funcionarios de la administración de Trump.

Miller no ve ningún mecanismo fácil para sacar a los tres países pero dijo que se puede lograr. Una forma, dijo, sería que los funcionarios los suspendieran por motivos de seguridad nacional. "Eso es lo que tenemos que estudiar con cuidado".

"Un objetivo de seguridad nacional se está convirtiendo en la nueva justificación favorita de este gobierno para cualquier cosa relacionada con América Latina", dijo Miller.

"Es la decisión más difícil de tomar", afirmó. "Cómo responder a la crisis en Nicaragua sin empeorar las vidas de los nicaragüenses comunes".

Latest News