Juicio por YPF: Corte de EE.UU. pidió la opinión de Trump

La Corte Suprema de Estados Unidos le pidió opinión al gobierno de Trump sobre el juicio por YPF

La Corte de EE.UU. le pidió opinión al Gobierno de Donald Trump en el juicio contra Argentina por YPF

Creen que "si bien esta decisión no reviste ninguna consecuencia directa para YPF en lo inmediato, el foco de la empresa estará puesto en la prosecución de todas las instancias judiciales" y se volcarán a resolver rápidamente a resolver el tema de la competencia que, según entienden, no es de la justicia de EE.UU sino de la Argentina.

Y en la Rosada evalúan que es positivo para Argentina por las siguientes razones: demuestra la importancia del caso pues de otro modo, se hubiera rechazado de plano; que la Corte rara vez realiza esta convocatoria y por eso, debe destacarse que el Estado Americano sólo interviene bajo esta invitación especial de la Corte; que aun cuando no es vinculante, la opinión del Solicitor General es tenida en cuenta especialmente por la Corte y que queda claro que produjo efecto la presentación de los Amici por parte de Chile y México, marcando la importancia del asunto desde el punto de vista internacional para los Estados Unidos.

Burford puja por mantener el juicio en los tribunales estadounidenses, mientras que los representantes legales del gobierno argentino argumentan que la acción legal la debe hacer en este país ya que la decisión de expropiación es una medida soberana.

Ante esto, el Gobierno argentino buscará ejercer su influencia y explotar la fluida relación entre Macri y Trump para obtener un informe que sea lo más cercano a la defensa argentina.

Igualmente, dentro de lo malo que podía ser no están del todo insatisfechos porque se da por descontado que la administración de Trump, en la figura del procurador general -el abogado de la Casa Blanca- dará una visión a favor de la Argentina. Fuentes del mercado estiman que el monto reclamado rondaría entre 1.000 y 3.000 millones de dólares. Burford compró los derechos de ese litigio y llevó el pleito a Nueva York.

El tribunal de Preska deberá abrir un juicio y esta posibilidad abriría además lo que se conoce en la justicia norteamericana como un "discovery process", que obligaría indagar cómo fue el camino financiero que recorrió la YPF privada desde la era Repsol hasta la llegada del Grupo Petersen, la expropiación y el "buitre" que inició la demanda.

La demanda comenzó con ex accionistas minoritarios de YPF luego de que el Estado argentino le pagara la española Repsol - que controlaba a la petrolera argentina- 5 mil millones de dólares en concepto de resarcimiento por la "renacionalización" de la compañía. Decide si el caso debe tratarse en EEUU, donde cotizan las acciones de la petrolera, o en la Argentina, como reclama el Gobierno.

Si bien no hay plazos fijados, se especula que la administración estadounidense se demorará entre dos y tres meses para expedirse.

Se trata de la jueza federal de Manhattan Loretta Preska, confirmada en segunda instancia por la Corte del Distrito Sur de Nueva York.

Cuando en 2012 el gobierno argentino de Cristina Fernández (2007-2015) expropió el 51% de las acciones de YPF, las dos empresas se vieron imposibilitadas de honrar sus compromisos y pagar sus deudas, y un grupo de acreedores se quedó con sus acciones.

Latest News